“Una palabra lo cambia todo”, editorial Toma el Control

By / 4 septiembre, 2017 / Cultura

Como medios de comunicación tenemos una responsabilidad enorme, cualquier cosa que digamos y que dé pie a malas interpretaciones puede hacerle daño a algo o a alguien.

Una palabra lo cambia todo. Lo aprendí hace muchos años y aún así hace un par tuve una experiencia desastrosa por cuenta de una palabra. Estábamos en pleno paro agrario, yo debía salir al aire a dar la noticia y el periodista que cubre la fuente me dijo que un señor murió, en una ambulancia, por cuenta del paro.

Lee también “La identidad también está vestida de arepa” – Editorial de Toma el Control

Claro, pensaran ustedes, los bloqueos no permitieron el paso de la ambulancia y el señor murió. Eso mismo pensé yo, saqué la noticia al aire y en cuestión de segundos los líderes del paro me estaban llamando a decirme que eso no era cierto… que ellos estaban priorizando el paso de ambulancias.

¿Qué había pasado entonces si mi equipo decía que era por el paro?

Luego entendí que una palabra, malinterpretada, puede hacer muchísimo daño. Verán, el señor murió en una ambulancia que efectivamente logró su paso. El pequeño gran error fue decir “paro” en ese comunicado que en su momento enviaron las fuentes. Conclusión: murió de un paro, sí. Un paro cardiorrespiratorio, no tenía nada que ver con el paro agrario.

Una palabra, una mala interpretación, un error innegable.

Como periodistas debemos ser cuidadosos y defender el buen uso del lenguaje. Es triste ver que varios colegas asumen los términos de sus fuentes. Ya no se habla de la muerte de alguien, sino que “se le dio de baja”, expresión que cosifica algo tan sagrado como una vida.

Toma El Control Cap 024

Cuéntanos tu opinión y #TomaElControl con Adriana Álvarez, todos los viernes a las 6:00 p.m. #EnLaTV.

Buenos o malos, como quieran verlos, son seres humanos y su muerte implica el dolor de alguien que los conoce, los espera, los ama, seguramente. Así que no es correcto cosificar a alguien por su condición, por su apariencia, ideología y hasta delitos. Aunque claro, esa es solo mi opinión.

Una palabra, señoras y señores, y cambia todo.

En Toma el Control hemos buscado el apoyo de alguien tan talentoso como Christian Briceño, representando a la comunidad sorda. De esta manera tenemos lengua de señas y eso es algo que a mí me ha enseñado muchísimo y me ha llevado a reiterar la necesidad de que todos los espacios tengan un intérprete porque, a diferencia de lo que muchos creen, los subtítulos no son suficientes.

Hablemos de Lengua y Lenguaje con Christian Briceño

Cuéntanos tu opinión y #TomaElControl con Adriana Álvarez, todos los viernes a las 6:00 p.m. #EnLaTV.

Ellos no sólo comunican una palabra en un gesto, dan todo un concepto. La palabra “creer”, por ejemplo, se comunica dejando la mano con los dedos pulgar, índice y meñique extendidos y los demás recogidos toca con la punta del índice la sien. Enseguida se dirige hacia la palma de la mano contraria y hace contacto con esta, al tiempo que adopta la configuración ‘Y’. (Gracias al diccionario básico de lenguas de Colombia)

Así que una frase simple como: mi abuelo siempre cree que tiene la razón, la comunidad sorda lo comunica: abuelo cree razón siempre.

Los subtítulos funcionan para personas que han perdido la audición pero que aprendieron a leer escuchando, no para quienes tengan discapacidad auditiva de nacimiento o desde pequeños, ellos aprenden nuestra lengua, porque es la misma lengua, pero lo expresan de acuerdo a cada situación.
Christian me ha enseñado y me tiene paciencia porque me siento torpe cuando le digo algo. Siempre con una sonrisa me explica paso por paso.

Debo insistir: una palabra mal utilizada cambia absolutamente todo y es por eso que tenemos que tomar el control porque los medios regionales son por y para nosotros. Los invito a que cuidemos nuestro lenguaje y exijamos a nuestros medios su buen uso.

Espero me compartan casos que hayan evidenciado el mal uso del lenguaje y cómo afectó la percepción de la información de ustedes como audiencia.

Gracias a tantas personas que siguen participando en este: el defensor de la audiencia de Canal Trece.

About Author

Adriana Álvarez Uribe

Back to Top