¿Somos un país sin memoria? – Editorial de Toma el Control

By / 3 agosto, 2017 / Toma el control

La memoria es, por excelencia, el auxiliar de inteligencia. La comprensión de un fenómeno requiere que primero este se fije en el intelecto para poder entenderlo como objeto del conocimiento y su permanencia, a través de la memoria, permite que ese conocimiento se perfeccione.Lee también “Tejido social, concepto bonito pero que siempre es responsabilidad ajena” – editorial de Toma El Control

Quiero que todos ustedes hagan la tarea de esculcar en sus cabezas, de recorrer su historia y pensar en ese primer recuerdo.

Detrás de cada recuerdo hay una historia, historia que muchas veces preferimos olvidar. ¿Por qué? Si cada momento nos ha llevado a este lugar, a este capítulo, tanto así que parece que están entrelazados, que se necesitan. El presente siempre va a requerir del bueno, o incluso malo, recuerdo pasado.

Uno de los puntos claves de la memoria es la selección. Muchas veces preferimos recordar nuestra “versión” de los hechos para de pronto hacerla más llevadera. Pero eso no cambia el que seamos el resultado de lo que fuimos y hagamos ya una huella de lo que seremos.

Todos hemos querido olvidar, adaptar cada versión para, por ejemplo, hacernos menos daño. Olvidamos muchas veces como mecanismo de defensa, una forma de resistencia. Pero lo que no se puede aceptar es que olvidemos nuestro origen, lo que nos hizo, nuestra cultura lo que representamos y somos como país.

Gabriel García Márquez decía que en Colombia tenemos un tendencia a olvidar lo que nos hace daño, un país afectado por la peste del olvido. Yo estoy de acuerdo.

Si queremos entender lo que pasa debemos saber de dónde se origina. Algo que aplica para todo. Como colombianos no sabemos nuestra propia historia. Los conflictos de hoy son un ejemplo de ello.

Hemos perdido esa tradición oral que por excelencia fue ese vehículo de nuestra historia. Las abuelas, los padres, las familias cuentan sus historias y es algo que se ha obviado, como si no fuera importante.

Seguramente han escuchado la frase “un país que no conoce su historia está condenado a repetirla”. Para bien o para mal.

Conocemos algunos de nuestros derechos pero no sabemos, por ejemplo, quién luchó por ellos. La historia no es solo guerra y eso es lo que no podemos olvidar. Debemos estar orgullosos de lo que somos, de lo que nos une, de tanta riqueza y conocimiento que sobrevive generaciones.

Nuestras tradiciones cuentan nuestra historia y por eso debemos conocerla, apropiarnos de ella y dejar de ser la copia de una cultura ajena.

La ausencia de memoria histórica de los colombianos permite que se repitan constantemente los mismos errores e idénticas conductas negativas sin que se produzca sanción social alguna sobre aquellos que incurrieron en ellos.

Canal Trece es memoria y es por eso que recorremos nuestra región con tanto orgullo. Para mostrarles que hasta las historias de fantasmas de un municipio deben ser compartidas y hacen de un lugar un espacio único.

Queremos llevarlos de la mano para conocer nuestra historia y recordarles por qué es tan importante no perderla.

Para ustedes, ¿Colombia es un país sin memoria?

About Author

Adriana Álvarez Uribe

Back to Top