“Piruetas pa’ grabar, pa’ mezclar y pa’ prensar”: Moebiuz, un rap de cuartos

By / 18 septiembre, 2017 / Cultura

El pasado dos de septiembre la ciudad de Bogotá recibió en la Bolera San Francisco al sello de rap Moebiuz. No es la primera vez que visitan la ciudad y cada vez suenan más en las calles. Moebiuz es un estudio que, como muchos en la actualidad, nació en una habitación de un hogar de Medellín impulsado por el gusto y el interés por la música.

Lo que comenzó con un par de raperos haciendo y grabando pistas en su cuarto, hoy se ha convertido en uno de los grupos más importantes del rap, rompiendo con barreras regionales para llegar hasta Bogotá y países como Ecuador. El rap de Moebiuz es el rap de todos aquellos a los que se les eriza la piel con sus rimas, con sus beats y sus experiencias.

Un proceso meramente local que nace en Medellín, pero que su intención y fuerza va más allá aportándole una nueva identidad al rap colombiano.

Zof Ziro, uno de los fundadores de Moebiuz, cuenta cómo Granuja (otro de los fundadores) alguna vez llegó a su apartamento en Envigado y desde allí todo fluyó entre ellos: grabaron varios temas y cuando se dieron cuenta estaban armando un dueto al que llamaron Gordo Sarkasmus.

En este grupo son fundamentales las anécdotas personales, pues de esa forma se entienden sus orígenes y se le puede seguir la pista a la aparición de nuevos talentos. Esas mismas historias son las que los integrantes ofrecen en documentales y entrevistas y así es posible entender cómo su música se ha transformado, cuáles elementos se han olvidado y qué nuevas herramientas han usado en sus producciones.

Después de un tiempo, a MBZ entró Doble Porción, otro dueto conformado por El Mañas y Métricas Frías, quienes se conocen desde el colegio. Con ellos se ha podido ver otra de las características del proyecto: el crecimiento musical, pues aquí se renuncia al protagonismo para forjar redes solidarias que terminan desembocando en escenas de autogestión. No se trata de un parche cerrado, sino de toda una red de diseñadores gráficos, tiendas, productos y productoras audiovisuales que ofrecen sus servicios a cambio de compartir sus procesos con sellos como Moebiuz.

El más reciente integrante de MoebiuzCrudo Means Raw, tiene una importancia en el sello innegable. Él, al igual que Gordo Sarkasmus, no sólo rapea sino que tiene vocación de productor, compone los beats que usa y lleva a cabo toda la tarea que implica prensar un disco.

Un punto a resaltar es que Crudo Means llega con beats armados con música de Leandro el “Gato” Barbieri, un saxofonista argentino importante en lugares como Envigado, al igual que otros músicos que son influyentes en la región de Antioquia y son exponentes del jazz, el bolero y el tango.  Desde que llegó, la forma de hacer rap en este sello cambió: desde los beats hasta la forma de producir sus discos.

Moebiuz es un sello discográfico que hoy se plantea como una de las escenas más importantes y prometedoras de rap, que además habla de cómo la industria no está en todas partes, de cómo se puede hacer música desde el bolsillo propio y sin tener que envidiarle nada a ningún estudio, porque la calidad de lo que se escucha no necesita de un presupuesto abultado.

Moebiuz es una propuesta interesante para artistas que desarrollan procesos creativos solidarios, en donde el protagonismo pasa a un segundo plano y se apuesta por un proyecto de todos. Bajo un interés común y por cuenta propia, este colectivo ha logrado desarrollar una red musical en donde se encuentran desde productores hasta artistas que vienen del guetto. Esto termina por constituir una escena cada vez más grande desde Medellín a Bogotá, para mostrar la calidad de un rap hecho con las manos.

Foto de portada: Facebook Moebiuz

About Author

Jerónimo Sierra

Back to Top