Las Alegres Ambulancias: una tradición de resistencia africana

By / 2 octubre, 2017 / Cultura

Con la llegada de los españoles a América no fueron solo los blancos los nuevos en habitar la tierra. A bordo de macondianas carabelas y flotas españolas viajaron también grandes hombres de piel oscura traídos de las tierras africanas, quienes se convirtieron en esclavos de una colonia española en ascenso.

Contra los ingenuos pronósticos de los españoles, los negros comenzaron a organizarse, dando origen a la lengua cimarrona, mezcla de español y de los diferentes dialectos africanos, sobre todo de la familia lingüística del Bantú.  Los africanos prófugos fundaron refugios aislados de los españoles y formaron lo que se conoció como Palenques: el primero de ellos en América fue San Basilio. El joven cimarrón Domingo Benkos Biohó fue el líder en el camino de la primera liberación. Cronistas españoles lo describieron como un hombre brioso y atrevido a quien la liberación de esclavos le otorgó la corona del rey Palenque de San Basilio. Pero tal vez como una primera muestra de la infamia de nuestro futuro historial de acuerdos de paz, Biohó fue ahorcado por los españoles a finales de 1619, después de que los blancos traicionaran un tratado de paz con las comunidades palenqueras de entonces. Sin importar esto, la sublevación de los cimarrones no le ha hecho muchas concesiones a un país que siempre los ha mirado con recelo.

Las Alegres Ambulancias

Foto: María Alejandra Villamizar – Canal Trece

Más de cuatro siglos después del éxodo africano, para la cultura palenquera los tambores siguen siendo más importantes que el celular o los telegramas: han sido el medio de comunicación más masivo, cotidiano y permanente entre los palenques. Tomás Teherán, actual líder del grupo y heredero del conocimiento ancestral de los tambores palenqueros de la familia Batata, afirma que “el tambor lo es todo para Palenque. Cuando se muere una persona, con el tambor se hace el ritual Lumbalú para que el espíritu del difunto siga su camino hacia el encuentro con sus ancestros”.

Foto: María Alejandra Villamizar – Canal Trece

El tambor es el pan de cada día. Los matrimonios, los cumpleaños, las fiestas de navidad y las de fin de año están sazonadas por el repique del cuero ancestral. Las Alegres Ambulancias hacen parte de una tradición familiar de más de un siglo que resiste con osadía al paso del tiempo en un país que siempre ha mirado con desconfianza hacia sus propios procesos de resistencia. Este es el legado que ha dejado la familia Salgado Valdez: “ahora que nosotros tenemos ese don, esa potestad, mi hermana, mis compadres, mi otra hermana, mis hijos y mi mujer estamos en función de resguardarlo. Esta agrupación va a viajar por el mundo llevando el mensaje de la resistencia. A través de los tambores nosotros seguimos, como familia, resistiendo”, firma Tomás.

Palenque es el legado de África en Colombia y Angola ha puesto mucho en la familia Batata. Desde allí viene este legado cultural palenquero, donde el tambor es el pan de cada día. El origen de las canciones de las Alegres Ambulancias son rondas que se cantan en los velorios.  Las Alegres Ambulancias son ese lamento de los tambores, sumados a otros instrumentos como la guitarra eléctrica, el bajo eléctrico y el saxofón en una mezcla del caribe colombiano: porro, bullerengue, mapalé y ritmo batatón.

Las Alegres Ambulancias

Foto: María Alejandra Villamizar – Canal Trece

Emilia Reyes, hija de la fallecida Graciela Salgado, dice: “Mi mamá aprendió con sus padres desde niña porque, como era la única hija, su papá siempre se la llevaba, y la mamá de ella también cantaba. Ahí aprendió a tocar el tambor y a cantar, aunque eso ya lo llevaba en la sangre. De por sí que los hijos de mi mamá cantamos, bailamos y tocamos; igualmente los nietos de nosotros. Eso es lo de nosotros”.

La alineación actual del grupo tiene una particularidad: tres de sus integrantes son mujeres. Sobre esto, Mónica Saavedra afirma que “en Las Alegres Ambulancias se ve la importancia de la mujer: ya no solamente la dejan para que baile o cante. En las últimas generaciones la mujer se puede desempeñar tocando instrumentos que estaban reservados para los hombres. La mujer toca tambor, como lo hacía la señora Graciela Salgado. También toca gaita, como en mi caso. A medida que pasa el tiempo la mujer ocupa otros lugares”.

Las Alegres Ambulancias

Foto: María Alejandra Villamizar – Canal Trece

Para Batata “esta música parte de los rituales palenqueros, esos mismos que yo he querido que el mundo conozca. De esta manera yo aseguro que nuestro legado se mantenga en el tiempo. Salir y que el mundo vea el lumbalú de esta generación. Que el mundo vea cómo la música palenquera está evolucionando. Que el mundo sepa de Palenque”.

Las Alegres Ambulancias

Foto: María Alejandra Villamizar – Canal Trece

Durante décadas la violencia, el racismo, la desigualdad social y la marginalización han sido enemigos de la cultura de ascendencia africana en Colombia y San Basilio ha tenido que pelear por años contra el principal adversario de la cultura negra: el olvido. La unidad comunitaria con la que han defendido su identidad y autonomía ha logrado preservar su cultura, reflejada poderosamente en dinastías perdurables como la de los Batata.

Las Alegres Ambulancias

Foto: María Alejandra Villamizar – Canal Trece

Lee también Pernett rinde homenaje a los campesinos colombianos con ‘Siembra solo amor’

About Author

Astrid Ávila

Back to Top