¿Cómo han cambiado los padres colombianos en tres generaciones?

By / 18 junio, 2017 / Sociedad

El Instituto de Familia de la Universidad de la Sabana publica un estudio en el que revelan cómo ha cambiado la autoridad de los padres de 1920 a 1980, en Colombia.

Con la llegada del Día del Padre, el centro educativo recopiló 100 testimonios de abuelos hijos y nietos en los que se analizan las pautas de crianza de papás a partir de tres generaciones diferentes. Los resultados permitieron clasificar tres grupos que el profesor y director del estudio Andrés Cano describe de esta manera:

“La función histórica del padre ha estado vinculada a la disciplina cuyo ejercicio, a veces violento, ha generado por generaciones la separación del niño del universo materno. Con el tiempo, esto ha cambiado y la forma de ejercer el control y la disciplina hoy se complementa con la demostración de afecto”.

Baby boomers (nacidos entre 1920 y 1949)

De acuerdo a la investigación este grupo aplica la frase “la letra con sangre entra” y educaron a punta de gritos y correa. Basaron sus relaciones familiares en patriarcados, en el que solo por el hecho de ser los “hombres de la casa” y proveedores del hogar, se sentían con el derecho de ejercer a toda costa el poder sobre la esposa y los hijos. (Siete películas sobre relaciones paternas conflictivas)

Este tipo de padre podría llegar a ser violento o agresivo, especialmente si veía amenazado el poder que ejercía sobre su familia, ya sea porque se le cuestionaba o desobedecía.

Papás de la Generación X (nacidos entre 1950 y 1979)

Su poder fue cuestionado por los hijos, la pareja e incluso el Estado. Venían con una herencia muy fuerte de sus padres, donde fueron educados a punta de rejo y gritos creencia que se implementó en una educación muy tradicional y propia de principios del siglo XX.

Sin embargo, se encontraron con otra realidad: recibieron mensajes contrarios a sus pautas de crianza o, por lo menos, muy distintos a como ellos fueron educados. El Estado comenzó a diseñar políticas para proteger a la primera infancia y a la revolución femenina que, entre otros logros, permitió que las mujeres trabajaran, les reconoció un status electoral activo y otros logros que hicieron sentir desplazados a los hombres.

La tecnología también comenzó a reemplazar su principal característica de poder: la fuerza física, esto fue evidente especialmente con la aparición de las máquinas.

Papás generación Y o Millenials (nacidos desde 1980)

Ellos se inclinan más hacía lo racional y teniendo en cuenta que la mujer ya tiene mucho más claro su papel de proveedor, comienzan a aceptar voluntariamente estos cambios, como por ejemplo el cuidado de los hijos, el hecho de compartir las tareas del hogar e incluso ya perciben como algo negativo el hecho de castigar o reprimir físicamente a los niños. Reemplazaron la fuerza por el diálogo, los golpes por el efecto y, poco a poco, fueron ‘desnaturalizando’ el castigo.

Pese a que aceptan estas condiciones o tareas de forma voluntaria, no saben cómo llevarlas a cabo y viven en medio de la zozobra por qué desconocen cómo realmente ser buenos padres.

También conviven en un contexto social y cultural muy diferente en el que ellos fueron educados, en el que, por ejemplo, la legislación impone pautas concretas de actuación, compromisos y responsabilidades con los hijos.


[Playlist]
 De tal guitarra, tal astilla: padres e hijos de la música

 

Foto de portada: cc Pixabay

About Author

Atom ⚛️

Guardiana del sitio web. Amo toda la música del país. Me recorro los nueve departamentos que cubrimos y encuentro siempre cosas que me sorprenden. Me gusta ser parte de #SomosMúsica. El cine y el teatro son mis otras pasiones. No tengo edad por eso mis recomendaciones son pensando en todos....

Back to Top